los novios en sesión de fotos

Esta foto que me ENCANTA es de la boda en Trujillo de Carol + Francisco / Foto: Efesiete Fotografia

 

Casi 4 años de casada ya me da algo de autoridad para aconsejar sobre vida de casada, ¿No?

Toma asiento que seguro que esto te va a hacer bien:

Hacía 3 días que nos habíamos mudado a nuestro departamento y ya estaba exhausta.

No de mí  esposo, sino de TODO lo que ahora yo solita tenía que hacerme cargo.

Yo que jamás había administrado un hogar, ahora todo dependía de mi: que si había una fuga de agua que si faltaba esto, que si se malograba lo otro, etc. Habían pasado 72 horas y yo ya estaba sobrepasada de la angustia pensando: «Jamás voy a poder administrar mi hogar»

¿Crees que te va a pasar esto? ¿Ya estás entrando en angustia estando de novia? ¿Te sientes identificada?

Por favor sigue leyendo.

Si te has dado cuenta, he escrito 3 veces de formas diferentes que el buen funcionamiento de nuestro recién estrenado hogar, dependía única y exclusivamente de mí.

Esto a pesar que mi esposo, sin que yo le haga recuerdo de nada, estaba activo haciendo su parte. Siempre fue y es así y es como creo que debe ser.

Pero, lo que pasaba es que yo misma no le daba espacio para que él haga lo suyo. ¿Me entiendes?

A los 3 días de recién casada me di cuenta que el problema no era que no podría yo sola, sino que quería que todo se haga a mi manera. Porque mi manera era la mejor forma.

Esa era la realidad.

Y aquí viene el cambio de mentalidad que hice a mis 3 días de mudada.

Literal, me dije: quiero que mi esposo también participe SIEMPRE. Y voy a dejar que haga su parte. Su parte,  SU MANERA.

Esto quiere decir que: si puso la mesa mal (por enésima vez), pues mejor que sea así a que desista de poner la mesa porque soy una manática de que esté perfecta, o mejor dicho, a de que esté puesta a mí manera. Que si tendió la cama y no hizo el doblez como a mí me gusta, pues dejo que así sea. Que si él quiere hacer el desayuno, que lo haga y se demore lo que tenga que demorarse, que el hecho que yo sea veloz no me hace mejor que él.

¿Ves a dónde voy?

Entendí que hay situaciones por las que no me voy a morir si es que la servilleta está fuera del individual o la cubrecama puesta de cabeza.

Prefiero MIL veces eso. Prefiero que mi esposo y yo seamos un equipo a ser la sargento de la perfección.

Cuando comenté exactamente este asunto vía Historias de Instagram se armó una buena conversación al rededor de este tema.

Puedes rever las Historias en los Highlights de «Vida de Casada».

Varias lectoras se sintieron identificadas y percibieron que estaban cayendo en él «No, deja, mejor lo hago yo» (que recae en el futuro «Nadie me ayuda»).

Mi consejo es que aprendas a soltar.

Tu esposo seguro que quiere hacer, tal vez necesite orientación aquí y allá, pero la cosa está en cómo se lo dices y que al mismo tiempo sueltes.

No hay un juez que va de tiempo en tiempo a tu casa a ver si está todo como debe estar. O como tú crees que debe estar.

Y esto me lleva a mi segunda reflexión que es instantánea consecuencia de esta: primero tiempo con mi esposo antes de la perfección del hogar.

A mis escásos 3 días de casada, me estaba viendo en algo que siempre critiqué en secreto: casa perfecta a costas de tiempo de calidad.

¿Sabes esa reunión informal de familia donde terminan que comer y la dueña de casa se va a la cocina a lavar y limpiar todo. Y que sigue limpiando o adelantando trabajo a pesar de tener visita?

Ya, eso, nunca me cuadró. Siempre pensaba «¿Por qué no espera a que nos vayamos? Sería lindo estar todos aquí conversando Yo prefiero dejarlo para después y compartir con mis invitados»

No te digo que tengas tu casa hecha un desastre, sino que el afán de tener todo bajo control, extremadamente bajo control, no termine restándote tiempo de calidad con tu esposo y familia.

Mi esposo llega del trabajo y quiero y es importante que estemos juntos, que conversemos, que nos riamos, que estemos juntos tan simple como eso. Esto también es muy importante.

Que si hay algo que hacer de la casa o trabajo que puede esperar al día siguiente, que espere.

Esto es lo que he aprendido y te comparto de buen corazón. Que esta no es la verdad absoluta y tampoco es que así deba replicarse en cada hogar.

 

Ahora te toca a ti

Dime, ¿Crees que se debería hablar más de la transición de novia a casada durante la organización de la boda?

Y cuéntame también en los comentarios si estos 2 consejos te han parecido interesantes e útiles.

En serio, que quiero saber lo que piensas y aprender de ti. Si eres recién casada, comentanos tus consejos que vas a ayudar a tantas novias! Y si estás de novia, cuéntame si ya estás sintiendo pre-ansiedad o algo parecido ahora que se van a mudar y si te gustaría que toque más estos asuntos a pesar de aún no estar casada.

¡Un abrazo!

María Pía

34 comentarios. Dejar nuevo

Pía!! Siii, me encantaría saber más sobre la vida de casada. De hecho el orden también siempre estuvo en mi casa, y de cierta forma no estaba al 100% de acuerdo. Mi mamá recibía visitas, compartíamos el almuerzo o cena y después, automáticamente, ya estaba en la cocina. Ahora con lo de «Soltar» es muy cierto, lo voy a practicar. No todo tiene que ser hecho como nosotras queremos, porfa contínua escribiendo sobre estos temas.
Creo que uno de los siguientes temas puede ser: cómo balancear las reuniones importantes (Navidad, cumpleaños), cómo llegar a un acuerdo de con qué familia pasar?
Abrazos!!!

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:40 AM

Leslie,

Antes de responderte, he anotado la sugerencia de tema que me has dado ?
Creo que somos varias las que hemos vivido eso de ver a nuestra mamá o tías levantándose de la propia reunión para irse a lavar.

Y sí, en serio que es mostro colaborar los 2 (como creo que debe ser). Y hacerlo de buen gusto, con ánimo y disfrutando.

¡Un abrazo, Leslie, y me ha encantado que comentes!

Pía, que lindo post. Me llegó al fondo del corazón, tan bien descrito, las palabras precisas, me encantó, se nota mucho el cariño en tus palabras.
Me siento 100% identificada y es que, es verdad, no se trata que te digan que los primeros años son geniales y luego ya no, ni viceversa, pues también hay muchos que te dicen que los primeros años son terribles. Lo cierto, y en mi caso lo vivo día a día, es que la convivencia es muy dura y que si bien el pilar de todo es el amor que nos tenemos mi esposo y yo, se requieren muchas cosas más. Cuando estas de novia, conoces a tu esposo/a en una faceta totalmente distinta, asumiendo responsabilidades de distinta índole y sí, evidentemente de sus virtudes y defectos eres capaz de advertir sus fortalezas y debilidades de cara a una vida juntos, pero una vez que te mudas, todo eso se vuelve real y el problema está cuando empieza a chocar con uno mismo, con la necesidad de controlarlo, de perfeccionismo, y empieza la desesperación, las llamadas de atención a las que le siguen el famoso “entonces, hazlo tú”. Además del amor, la comunicación es muy importante, yo también estaba cayendo en ese círculo, cuando me sirvió muchísimo que mi esposo se acercara a mí a decirme, en los mejores términos, que le hacía sentir que no hacía nada bien… Todo eso en un clima de mucho respeto, en el que también es básico aprender a ceder, a soltar un poco y a entender, desde cosas tan simples como la decoración de la casa, que la casa no es solo tuya sino de los dos, y es por eso que tiene que tener el sello de ambos y que son los dos los que tienen que sentirse felices al entrar en ella.
Todos tus consejos y los que he querido dejar aquí, son aún más importantes cuando decides formar una familia y tener hijos, porque créeme, se hace más duro aún, pero no por eso menos bonito, se aprende todos los días.

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:36 AM

Valeria,

¡Cuánta sabiduría en tu comentario!
Aprecio tu tiempo y buena voluntad en compartirlo. Estoy segura que vas ayudar a tantas novias que lo lean.

Y gracias por tus cumplidos de cómo fue escrito este Post en particular. Me pone feliz que el mensaje haya llegado bien y que también sea muy bien recibido.

Ahora yo me vi reflejada en lo que cuentas que tu esposo te dijo que le hacías sentir que no hacía nada bien. Me ha pasado y unas buenas veces.

Como bien dices, la clave es el amor y añadiría trabajar en ese amor con la base de respeto y comunicación.

¡Un abrazo y me va encantar leer más comentarios edificantes tuyos por aquí, Vale!

Que buen post!!! Si creo que es algo que se debería hablar cuando estas de novia porque también se puede aplicar a esa actitud controladora de novia que no deja al novio elegir ni participar en nada de la organización porque quiere todo sea como ella quiere ?.
Que lindo ver que en casa a alguien mas le pasó lo mismo, yo también era asi y luego fui cambiando y me relajé un poco. Ahora, he superado el hecho de que ponga la mesa a su manera (osea que siempre faltan servilletas) pero nadie muere por ponerlas luego!! Creo que es importante que cada uno se vaya adaptando al otro y se encuentren en un punto intermedio para los dos.

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:30 AM

Talia,

¡Lo máximo y qué buena que coincidamos maso en las servilletas! Me causó mucha gracia ❤️

Y sí, es muy cierto lo que dices que a veces esa actitud de búsqueda de perfección se replica cuando se organiza la boda.
Me ha encantado la riqueza de tu comentario, querida Talia. Seguiré con estos temas así que si tienes sugerencias de asuntos, por favor me dices.

¡Un abrazo!

Gracias Pía por un post tan interesante, el tema que tratas es súper importante y tus consejos han sido de mucha ayuda.

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:27 AM

¡Valeria, me súper alegro que te haya gustado este Post!

Un abrazo y gracias por comentarlo ❤️

María del Pilar
17 julio, 2018 12:28 PM

Hola Pía, me encantó tu post! yo recién voy a cumplir un año de casada en un par de meses, pero me sentí totalmente identificada. Siempre estoy buscando la perfección y de eso no se trata la vida, se trata de disfrutarla a pesar de sus imperfecciones 🙂

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:26 AM

María del Pilar,

Cansa demasiado buscar una perfección que no existe, ¿Verdad?
Qué bueno que este post haya llegado justo a tus 2 meses de recién casada.

Y sí, un matrimonio es de a 2 así se avanza y así se va aprendiendo!

Que buen consejo Pía!!
Como novia y futura esposa aplicaré TAn maravillosos consejos !!
Síguenos dándonos consejitos al respecto!
Continúa con esta sección !

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:24 AM

¡Qué alegría saber que te van a ser útiles, querida Milagros!

Y sí, continuaré con la sección de Vida de Casada. Aprecio tu confianza! Es más, si tienes algún tema que te gustaría que toque, por favor me dices ?

Un abrazo!

Katherin hoyos
17 julio, 2018 1:14 PM

Hola me parece que son muy buenos estos consejos que compartes y ademad te comento que ando de novia y me caso en noviembre ya empiezo a sentir los nervios !! Si puedes compartir conmigo locales o algunas cosas para la organización de la boda lo agradeceria

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:22 AM

Katherin,

¡Qué bueno que los leas estando de novia! Y, qué alegría, ya se viene tu boda!!! Va ser preciosa, vas a ver ❤️
Mira, aquí he separado unos posts y consejos para comenzar a organizar la boda: https://velodevainilla.com/comienza-por-aqui

En la Guía de Proveedores tienes a profesionales que yo misma he entrevistado y que te recomiendo su trabajo: https://velodevainilla.com/guia-de-proveedores

Y al final de cada posts de Matrimonios llenos de amor, tienes la lista de proveedores recomendados por los novios. Te recomiendo que los veas y leas hasta el final: https://velodevainilla.com/categoria/matrimonios-llenos-de-amor

¡Un abrazo y que Velo de Vainilla te sea súper útil para tu boda!

Pía,
Que bien me han venido tus consejos siempre!
Yo vi las Historias de Instagram de las que hablas y en ese momento me di cuenta de lo equivocada que estaba al querer que mi esposo haga las cosas «a mi manera» y desde ese día me tomo las cosas más a la ligera, estoy disfrutando más de lo mucho que se tarda mi esposo haciendo el desayuno mientras le converso o aprovecho ese tiempo en hacer otras cosas hasta que el desayuno porfin está listo! Y qué desayuno!
Muchas gracias por tomar nuestra foto para este post, sentí que iba derechito para mi una vez más.

María Pía Moreno Vásquez
17 julio, 2018 5:08 PM

¡Carol, linda!

Vi tu foto la quise usar para este post. Así de espontáneo y de natural, me ha encantado que te gustó ese detalle y que ye hayan caído súper bien estos consejos.
Y sí, tal cual! Qué bueno que el mensaje se haya entendido, que no quería que se entienda como «ser mediocre» o algo así. Es tal cuál lo has descrito!

Feliz que sigas aquí en Velo ahora de casada!

Un abrazote y que estés muy bien!

Que buen post! Creo que es una constante que nos pasa a todas las recién casadas (yo con 4 meses de casada, me sentí identifcada!) Me encanta! más tiempo de calidad y dejarlo ser y hacer a su manera. Besos y más posts así por favor!! 🙂

María Pía Moreno Vásquez
18 julio, 2018 9:18 AM

¡Qué bueno que coincidamos y que te hayas sentido identificada, Jessica!

Y sí, ese tiempo de calidad de conversar de estar juntos es muy importante. Tal vez se le resta importancia porque no se ve un resultado inmediado (como ver los platos limpios, por ejemplo), pero a mediano y largo plazo sí que es una diferencia.

Un abrazo, y sí también quiero seguir con estos temas! Gracias por tu comentario!

Pia ! que indo post ! justo leí la foto de instagram porque llevamos 4 meses de casados y cuando me preguntan que tal y digo muy bien y sonrío de oreja a oreja me ha pasado … que me dicen «ay que bueno aprovecha, porque así es al inicio», o «uy espérate que pasen un par de años», etc etc pero lo tomo de quien viene en realidad, sé lo que es y puede llegar a ser nuestro matrimonio, creo que no debemos dejar que nos encasillen no?.
Por otro lado, yo también suelo querer controlar todo pero poco a poco estoy aprendiendo a soltar también. Y sobretodo hablando muchísimo de como nos sentimos para poder crecer juntos, y no solo de mi lado sino también de su lado, descubrí cosas que no me di cuenta antes acerca de el y fue importante y sigue siendo un gran aprendizaje entender que somos diferentes. Que me comente cosas que prefiere y otras que no, esta bien también ! Siento que me enseña un poco de humildad, porque no todo lo que yo prefiero esta bien para el también no? al final nadie es dueño de la razón y siempre se puede llegar a un buen acuerdo 😉 .
Ah y acerca de un tema pensaba en .. como organizar las comidas?? En mi caso yo soy vegana y el era completamente carnívoro, aunque empecé siendo vegetariana antes de comprometernos y el me pidió y nos casamos conociendo el cambio en mi alimentación, no fue un proceso fácil en casa. Vivir con tu esposo a pesar de poder haber vivido sola o no antes, es diferente ellos hasta comen diferente jeje.
Gracias por compartir y abrir este espacio de puro poder sabio femenino !
<3
Mucha luz y amor para ti y tu hermoso hogar!

María Pía Moreno Vásquez
19 julio, 2018 8:40 AM

Hola Moni,

Has tocado un punto sensible y poderoso: la humildad.
Cómo es que siendo mujeres adultas, responsables, profesionales, etc. Aún podemos mancar en el requisito humildad. Me parece tan lindo como grandioso y eso es una belleza del matrimonio y hasta uno de sus principales enseñanzas.

Y sí, los comentarios hay y siempre estarán; y tal cual, la cosa es escuchar y entender que esa es la verdad para ESA persona y que puede ser que para ti no aplique.

Sobre organizar las comidas teniendo hábitos alimenticios diametralmente diferentes, creo que conversarlo como ustedes lo han hecho y planificar el menú de cada día y para las compras es básico de básico.

Gracias por tu comentario, Moni!!! Un abrazo y nos vemos por aquí!!!

Tal cual! me pasó hace poco en la limpieza de la cocina que estábamos realizando los dos! Yo imponía la manera que tuve de limpiar por 29 años y pensada: «Que puede saber el de el proceso de limpieza, si quiere barrer mientras aún no se termina de lavar los platos… (entre otras cosas» pero el pobre sólo quería barrer porque era lo único que sabía como hacer! jajajjaa
Entiendo cada palabra que compartiste y la aplicaré hoy mismo!

María Pía Moreno Vásquez
19 julio, 2018 8:34 AM

Male,

Es que sí, son cositas tan simples como el proceso de limpieza que cuentas. Es un cambio estratégico que trae buenos frutos.
De aquí a unas semanas me cuentas qué tal te fue aplicando estos cambios de mentalidad ?

Un abrazo!

Maria pia, me casare en 3 meses y lo que acabas de compartir es exactamente como soy yo, maniatica al
Orden y limpieza, Dios quiera que
Las cosas sean distintas cuando
Me case y sobre todo que yo
ME sienta bien

María Pía Moreno Vásquez
19 julio, 2018 8:23 AM

Carla,

¡Qué excelente que hayas leído este Post aún de novia! Me alegra como no sabes que te haya gustado, que te haya sumado.
Es un proceso, pero creo que comenzar la vida de casada con esa conciencia te va ahorrar algunos malos ratos que, dentro de todo, creo que son normales ?

Un abrazo, gracias por comentar!

Me encantó! Y como ya lo comenté antes, me encanta los consejos de «vida de casada». Es refrescante para mí porque las únicas personas de las que recibo consejos de este tipo son de personas mucho mayores, y si bien aprendo mucho, cada generación tiene su perspectiva, (como el que antes la mayoría de actividades caseras las realizaba mamá).
Yo tengo casi un año de casada y también me volví un poquito loca al principio porque mi casa no estaba al 100% amoblada y me daba vergüenza que las cosas no estén como me gustaría y por otro lado, tampoco quería gastar de golpe el dinero necesario para amoblar y decorar todo en un día.
Así que mi esposo y yo hicimos una lista de prioridades sobre en que habitación de la casa invertiriamos y en que momento. A casi un año me encanta mi pequeño hogar. Sí, falta terminar algunas cosas, pero no me voy a morir por que así sea.
Mi consejo a las que recién se van a casar sería que no se dejen influenciar cuando les dicen » como debería ser su hogar» .
Un ejemplo: Nosotros tenemos dos gatitos y aunque siempre limpiamos y aspiramos todo, a veces aparece una huella de patita en la pared o un pelito por ahí. Un día me tocó poner mi mejor cara a un familiar que le pareció muy correcto «aconsejarme» diciendo todo lo mal que hacemos (especialmente yo claro) en tener mascotas en un departamento y hasta se dio el derecho de decirme que me deshaga de ellos pronto, porque cuando tengamos hijos etc… En fin, nuestra casa, nuestras reglas y en esta casa se tiene mascotas. ❤️. – Por mi parte solo le traté de explicar lo más amable posible que gracias (por su consejo/critica) pero así somos felices y que amamos a nuestros gatitos. –

Cada nueva familia es única, y cada hogar debe ser perfecto para la familia que vive en él y no para satisfacer a terceros. ?

María Pía Moreno Vásquez
19 julio, 2018 8:22 AM

Erika,

¡Qué excelente tu comentario!
Y gracias por decirme que te encantan mis consejos de Vida de Casada. Me alienta muchísimo y me das más confianza en seguir compartiéndoles lo que creo va hacer bien ❤️

Y sí, coincido que es mostro conversar de estos temas con gente de nuestra generación además de aprender de los más adultos.

Te súper entiendo cuando dices que te sentías un poco insegura al comienzo porque no tenías todo al 100% listo. Tal vez tu caso es similar al mío, yo gracias a Dios la casa de mis papás siempre estuvo todo tan lindo, tan bien organizado, nunca nos faltó nada; y eso es lo que nos llevamos y creemos que así fue siempre cuando realmente todo es un proceso.

Y lo que aconsejas es preciso! Las críticas disfrazadas de consejo están siempre ahí. También los consejos que para la otra persona está bien y para nosotras no. Lo que he aprendido es que cuando nos dicen algo que para mí nada que ver, entiendo que esa es la verdad de esa persona y solo lo escucho. Eso sí, antes sí que era muy insegura. Fue algo que trabajé.

Qué bello que tengan 2 gatitos!!!

AMÉ tu comentario, Erika! Estás ayudando a tantas novias con tu experiencia. Un abrazo y nos vemos por aquí!

Lorena Zegarra
19 julio, 2018 1:30 PM

Hola Pía. Soy nueva en esta comunidad. Aunque ya te seguía por Instagram es la primera vez que leo un post y me Encantó! Ya tengo 2 años y medio casada y un poco más de 3 años conviviendo con mi esposo porque emigramos de nuestro país de origen y me siento identificada con lo que dices aunque en mi caso fue un poco al revés, era él quien me criticaba la forma como hacía las cosas (hasta cómo tomaba la escoba para barrer) así que tuve que hablar con él y explicarle que yo sabía hacer las cosas de otra manera y que igual funcionaban. El hasta se disculpó por querer imponerse y desde ese momento todo ha sido más fácil. Creo que todo se basa en el Respeto y el Amor con el que nos comunicamos.

María Pía Moreno Vásquez
19 julio, 2018 5:45 PM

Lore,

Bienvenida y que entres más seguido a leer los posts en el Blog! Me aseguraré que sea así con temas interesantes para las lectoras de Velo ?
Qué interesante lo que me cuentas y que le hayas sumado la diferencia cultural por salir de sus países.

Y sí, es lo que dices: respeto y amor. Hablar con cariño y decir cómo uno se siente. Porque parece que esto es como algo automático. Automático + nueva fase, de alguna forma da uno que otro problemilla inicial.

Amé tu comentario y que te hayas dado el tiempo en compartirnos tu experiencia!

Un abrazo!

Pìa es muy cierto lo que escribes. Me pasò lo mismo. Solo que yo demorè mucho en darme cuenta jaja. Es màs lo mismo le pasò a mi esposo y ahora ambos aprendimos a ceder en esos pequeños pero significativos detalles del yo lo hago mejor jaja. Como una vez me dijeron. En la imperfecciòn esta la belleza ☺. Y aùn luchamos con la idea de ir a limpiar al terminar las comidas jaja.

María Pía Moreno Vásquez
23 julio, 2018 3:34 PM

Mariana,

Cuánta grandeza la tuya en reconocer tus debilidades! Demoraste -la verdad que creo que la mayoría convivimos trabajando en ese equilibrio- pero ya están encaminados.
La imperfección es necesaria y sí que es bella.

Te SUPER entiendo con la fatiga de limpiar al terminar las comidas. En serio! Eso fue de las cosas que más me costó, ahora es normal y hasta los disfruto. Aprovecho ese tiempo para rezar o escuchar un podcast 😉

Un abrazo, amé tu comentario!

Hola Pia! Soy organizadora de eventos de Córdoba, Argentina. Hace varios meses te sigo en Instagram y me encantan tus publicaciones, se nota que están escritas desde lo más sincero.
Este posteo me invitó a comentarte porque me encanta que se naturalice la convivencia y el matrimonio, no todo es color de rosas!! Podemos pasarla mal al comienzo, otros después de varios años, pero la clave (creo) es hablarlo todo siempre! Y saber ceder en algunas ocasiones.
Gracias por tu sinceridad y tan cuidadas palabras!

María Pía Moreno Vásquez
23 julio, 2018 3:31 PM

Florencia,

No sabes las ganas que tengo de conocer Argentina! Qué honra que sigas mi trabajo desde Córdoba, gracias!
Aprecio tus palabras y de forma especial siendo tú organizadora de eventos que, de una forma u otra, convives más con estos asuntos.

Tal como dices: todo no es color de rosas y es saludable conversarlo y exponerlo.

Me ha encantado tu comentario, un abrazote hasta Córdoba!

¡Qué buen post Pía! En lo personal me he sentido super identificada con los 2 consejos que nos has dado 🙂
Y es que definitivamente el matrimonio no viene con manual y al igual que las novias que han comentado y las ya casadas casi siempre sólo recibimos una lluvia de consejos de personas mayores en base a su experiencia y siempre hay que respetar y entender que cada pareja es distinta y única armando su propio manual para la vida de esposos y que no todos los consejos pueden ser aplicados.
Creo que algo que no debemos perder nunca es la admiración hacia nuestra pareja, porque sus virtudes también fueron puntos clave primero para enamorarnos y luego para dar el «sí, acepto».
Yo llevo 16 meses de casada y desde mi humilde opinión, algo que nos ha funcionado es que si hay un problema, diferencia o «ese algo» que nos está molestando, siempre es mejor hablar en terreno neutral (un parque, un café o hasta con un traguito en mano para «aflojar» tensiones jaja) y dejar que la otra persona se exprese sin interrumpir para que así luego se pueda llegar a un consenso.

Mi esposo y yo somos super católicos y siempre tenemos presente un consejo de lo más simple que el Papa Francisco dio hace 2 años en la Jornada Mundial de la Juventud: “Yo les sugiero que practiquen siempre …tres palabras que expresan tres actitudes…que los pueden ayudar a vivir la vida de matrimonio, porque en la vida de matrimonio hay dificultades: el matrimonio es algo tan lindo tan hermoso, que tenemos que cuidarlo, porque es para siempre. Y las tres palabras son “permiso, gracias, perdón”.

Un abrazo enorme, ojalá tengamos más post de este tipo!

María Pía Moreno Vásquez
1 agosto, 2018 7:37 AM

Lydia,

¡Qué lindo comentario! Le va ser tan útil a muchísimas novias ❤️
Gracias por tomarte el tiempo en escribirlo.

Y sí, los consejos de vida de casada muchas veces nos vienen de otras generaciones. Y a veces ni son consejos, sino «desahogos, advertencias». Hay que tener madurez y caridad para escuchar con respeto sin tomarse nada personal.

El consejo que mencionas de discutir algo que les molestó en un lugar neutro SIEMPRE me lo ha dicho mi mamá. Me ha parecido alucinante leer que tú también dices lo mismo. Súper coincido que es una buena estrategia para, como dices, aliviar tensiones y hasta pensar de una forma más objetiva. Lo que puede ser conversado, puede ser arreglado.

El mensaje de nuestro Papa Francisco es tan simple que está al alcance de todos como potente que ayuda a que un matrimonio se mantenga firme. ¡Gracias por dejarlo aquí!

¡Un abrazo y que sigas aquí en Velo ahora de casada, querida Lydia!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *