Este Post lo fui escribiendo de pocos en los últimos meses. Literal, he estado enumerando los pequeños cambios que hacía en mi cuidado de la piel y lo que a mi parecer estaba haciendo mal.

Pero, te digo la verdad: también me daba un poco de vergüenza publicar este Post porque no hay ni una marca para decirte «desde que comencé a usar tal producto, mi rostro es otro» o tampoco fotos del antes ni después como para constatar lo que te digo.

Este es un Post que tira más por los hábitos al cuidar la piel. Porque a estas alturas no vamos a pretender que solo la crema «X» haga todo el trabajo y nosotras nada.

Aquí vas a ver cambios sutiles que fui implementando + el ingrediente de la perseverancia y consistencia.

Este Post estaba listo antes de que visitara la semana pasada a mi tía abuela que en diciembre cumple 90 AÑOS y  tiene un cutis maravilloso, cuidado y saludable.

Fue conversando con ella que me animé de una buena vez a compartirte este Post. Con mi tía abuela pude comprobar que esas dos palabras que te digo arriba: perseverancia y consistencia es el divisor de aguas para este y tantos asuntos más.

Haciendo un poco de memoria, 2 de los primeros 10 posts que publiqué en Velo de Vainilla fueron de cuidados de la piel:

1.-  Anda preparándote: La piel
2.- Cuidados para nuestra piel: 2da Parte

Es un tema que siempre ha estado en Velo y que en muchas novias solo se comienza a tomar importancia cuando se está organizando la boda.

En mi caso, siempre he sido consciente que debía cuidarme el rostro. Con decirte que hasta llevaba bloqueador al colegio.

Siempre he sido perseverante con esto, sin embargo, hace unos meses, digamos 4 ó 5 meses atrás, he estado bien floja…

Me sacaba el maquillaje apurada, me ponía las cremas a la loca, el Tonificador lo dejé absolutamente de lado y hacía mi rutina mirando el celular. Es decir, todo mal y encima me quejaba que mi piel estaba descuidada.

Poco a poco comencé a ver cómo mi piel perdía ese «brillo» llamado salud que cada una de nosotras sabe identificar.

Hasta que llegó un punto de quiebre y por fin tomé acción.

Antes, mi momento de cuidado de la piel sobre todo en la noche era RIQUÍSIMO. Ahora había caído en que pase rápido para hacer la siguiente actividad o darle cero atención porque la dividía con el celular.

 

1. Es momento de cuidar tu piel 

Así que DEJA EL CELULAR.

O le tomas atención o no le tomas atención.
Primeramente, retomé lo que hacía antes: cuidado de la piel + música o podcast.

Actualmente escucho música en francés o podcasts sobre emprendimiento en francés a través de la aplicación que te súper recomiendo Français Authentique.

Así me autoayudo a disfrutar más de ese momento.

Mi tía abuela se dedica a su piel y disfruta hacerlo. Es dedicarse a hacer bien una cosa a la vez.

Creo que los resultados también recaen en la importancia que le damos a lo que hacemos. Y ella, ha mantenido esa atención por más de 50 años.

Post – { Ximena y Cucho} :: Boda Clásica con cariño rústico

2. La forma en cómo colocar las cremas 

Antes lo hacía a la loca y yo misma terminaba arrugándome la piel mientras lo hacía.

¿Sabes cuando ves en algún tutorial de maquillaje que te dicen «Deposita la sombra» y no «ponte la sombra»? Ya, es algo así.

Hay que poner la crema con delicadeza, con cariño. Mi tía abuela lo hace con pequeños golpecitos con las puntas de los dedos. No pasa las cremas como si fueran una pasta sobre el rostro.

Creo que esto estimula a su absorción. Lo que sí que después sientes como un cosquilleo rico, como si tu piel se activó.

La crema no solo debe hacerle bien a tu tipo de piel, sino que la forma en cómo la aplicas debe ser la adecuada.

 

Post- {Leslie y Glenn} :: Matrimonio Internacional en Moyobamba

3. Tonificador 

Lo dejé absolutamente de lado cuando por años he visto cómo funciona bien sobre mi rostro.

Lo peor es que lo dejé de lado por flojera, simplemente por eso.

Desde que retomé, no solo se siente rico ponérmelo, sino que he visto que si estimula al balance de la oleosidad de mi rostro.

 

Post – [Paola y Jesús] Boda inspirada en París

4. Toalla exclusiva para el rostro 

Antes la tenía, pero de ahí caí otra vez en la flojera.

Me olvidaba de ponerla en mi baño, me decía que solo por hoy usaba la toalla de manos, igual era al día siguiente y así meses completos.

Creo que tener una toalla exclusiva para el rostro hace que no borres el la limpieza que acabas de hacer.

Además de tener una toalla exclusiva, me comencé a secar como mi tía abuela lo hace: poniendo la toalla sobre el rostro y dejando que absorba el agua. Esto hace DEMASIADA diferencia.

 

 

5. Escoba para el rostro 

Mi intención era comprarle la famosa Foreo. Sin embargo, no tuve la valentía de gastarme lo que cuesta (tal vez más adelante la tenga), en cambio me compré un cepillo de rostro más «artesanal» y que me costaba 80% menos que la Foreo.

La compré y la uso luego que he pasado con mis dedos el gel para lavar el rostro. Lo uso como para potenciar el lavado.

No sé si es un efecto psicológico o real, pero siento que la limpieza va un paso más allá. Y es verdad eso que te dicen que una vez que comienzas a usar la dichosa herramienta, ya no la puedes dejar.

Post – [Carol y Francisco] Matrimonio clásico y al aire libre en Trujillo

6. Bloqueador TODOS los días 

Desde hace más de 1 mes que sí y los cambios son notables.

Trabajo de casa y aun así soy fiel a ponerme mi protector solar luego de hidratarme el rostro.

La cuestión aquí es encontrar el protector solar que te vaya bien. Para eso te recomiendo que antes de gastar en uno bueno y caro, pidas muestras gratis y lo pruebes por unos días y luego hagas la compra.

Eso también te lo recomiendo antes de invertir en otro tipo de cremas.

Si bien mi tía abuela no usaba protector solar todos los días, ella no era para nada de ir a la playa ni estar bronceándose. Tampoco estaba expuesta por horas a las luces del celular y computadora, que para mala suerte nuestra, son súper dañinas para el rostro.

Así que, protector solar todos los días.

Estos son las 6 mejoras que he hecho y que han hecho que vea notorias diferencias.

Para cerrar, creo que una de las claves es cuidarte el rostro por las razones correctas. Creo que eso es lo primero.

Que sea primero por salud, por respeto a nuestro propio cuerpo y no por vanidad.

Cuando es así se te hace más fácil dedicarle tiempo y disfrutarlo. Y así también no caes en obsesiones de querer tener el cutis «perfecto» en querer parecer de menos edad.

La cuestión es que sea parte del cuidado personal que termina siendo una inversión en nuestra salud y cuyo resultado es ir envejeciendo con gracia,

Dedícale el tiempo que merece y disfrútalo. Coloca cada producto como es indicado y con paciencia. Por flojera, no te saltees pasos. Trata de tener una tolla exclusiva para secar tu rostro y se perseverante en el uso del protector solar.

El producto debe ser bueno, pero solo él no va a hacer las mejoras. Es necesaria tu perseverancia y hábito.

No he querido incluir marcas de los productos que uso para que no te inclines solo porque yo le te lo digo y porque seguro que de aquí a un tiempo yo misma los voy a cambiar.

Vé a tu dermatólogo y que sea él o ella quien te oriente puntualmente.

 

 

Ahora te toca a ti

¿Te a gustado este post? ¿Cuál de mis recomendaciones comenzarás a poner en práctica? ¿Eres de cuidarte la piel o lo has comenzando a hacer ahora que estás de novia?

Compártenos también qué cuidados extras tienes y dime si este post te ha sido útil.

¡Nos vemos y que tengas un excelente día!

María Pía

17 comentarios. Dejar nuevo

Hola Pía! Te cuento que desde que me inscribí (con mi correo) estoy más al tanto de tus post y este me a encantando porque justo estaba pensando en cómo podía mejorar mi rutina. Cumplí 28 hace unos días y creo que debo dedicarle más tiempo o al menos mejorarla.

Por ahora suelo usar bloqueador cuando me acuerdo, antes lo hacía más seguido todo el año, ahora solo en verano, pero como dices si es importante. Me pareció interesante también saber que las luces de los celulares también fueran dañinas, no lo sabía.

En mi rutina por las noches suelo demaquillarme con una leche limpiadora (las toallitas me parecen que no son tan delicadas) luego me lavo (con un jabón común…creo que lo debo cambiar jeje), tónico (cuando me acuerdo) y una crema hidratante. Nada más…Por lo que leí me gustaría probar tener unas toallas solo de rostro, volver con la tónica, no dejar el bloqueador y tomarme mi tiempo y si o si SER CONSTANTE!

María Pía Moreno Vásquez
25 septiembre, 2018 3:08 PM

Sandrita,

¡Lo máximo que estés suscrita a mi Lista de Correos! Es mucho más práctico, así yo te aviso de una forma limpia y personalizada cuándo hay nuevo contenido.
Me ha encantado tu comentario y que tu misma hayas visto que hay una que otra cosa para mejorar. Una cosa es cierta: si queremos buenos resultados, tenemos que poner de nuestra parte.

¡Lo de las luces de los celulares y computadoras es de temer! Hay mucha información online, te sugiero que con criterio vayas más a fondo en este asunto y que si puedes, siempre lo constates con tu dermatólogo. Coincido con las toallitas que quitan maquillaje. Las uso solo para viajar que son más prácticas y tener una toalla solo para el rostro es una buena (y muy fácil) inversión.

¡Perseverancia y disfruta de tu momento de cuidado de la piel, querida Sandra! Me ha encantado tu comentario 😀

María Pía

Que lindo post! Otra recomendación para dar es tomar mucha agua o los 2 lt. recomendados. Una piel hidratada por dentro también se nota muchisimo. Besos!!

María Pía Moreno Vásquez
25 septiembre, 2018 4:08 PM

Maricarmen,

¡Gracias! Muy feliz que te haya gustado este Post y gracias por decírmelo.
Tienes toda la razón, tomar agua es importantísimo. Mi madre nos inculcó ese hábito y lo tengo por default desde que tengo uso de razón. AMO tomar agua pura, sin nada solo aguita fresca en casa y restaurantes.

Un abrazo querida Maricarmen!

María Pía

Pia!! Excelente post!!
A empezar de nuevo con perseverancia en el cuidado de mi piel.
Lo que siempre me aplico es la crema humectante y el protector solar, y el tip que me diste de aplicarme el protector solar en la palma de las manos ☺️
Lo que también hago antes de irme a dormir, es aplicarme crema de manos y balsamo labial ?
Retomaré lo del tónico y la toalla de rostro, me pasaba lo mismo que a ti.
Gracias por cada recomendación y sugerencia.

Un beso!!

María Pía Moreno Vásquez
25 septiembre, 2018 5:54 PM

¡Lo máximo que te haya gustado, Vania!

En verdad que muy feliz porque como digo en el post, me daba roche publicarlo por temor a que no entiendan hacia donde iba.

Qué excelente que hayas dejado aquí mi consejo de colocar protector solar en el dorso de las manos. ¡Fundamental!
Hago lo mismo con el bálsamo labial y un día sí un día no, me exfolio los labios (¡eso me olvidé de poner!).

¡Gracias por tu comentario, Vania!

María Pía

Qué lindo post, estaba esperándolo con ansias desde que vi el cutis de tu tía abuela, realmente lo tiene lindo. Hace ya varias semanas estuve investigando sobre el cuidado del cutis ya que por floja, se me acabó la crema de día y comencé a ponerle la de la noche por la mañanas y luego mi bloqueador, FATAL ERROR, me han salido una manchas de sol justo debajo de los ojos, a raíz de eso fui donde un dermatólogo y coinciden en varios de los puntos que has tocado, pero el me recomendó que no usará una toalla para el rostro, ya que estás al dejarlas húmedas casi siempre estaban llenas de bacterias, que era mejor usar toallitas tissus (las de papel suave) y secarte el rostro como indicas dejando que el papel absorba el agua.
Un beso y gracias por compartir estos tíos!
Ángela L

Qué lindo post, estaba esperándolo con ansias desde que vi el cutis de tu tía abuela, realmente lo tiene lindo. Hace ya varias semanas estuve investigando sobre el cuidado del cutis ya que por floja, se me acabó la crema de día y comencé a ponerle la de la noche por la mañanas y luego mi bloqueador, FATAL ERROR, me han salido una manchas de sol justo debajo de los ojos, a raíz de eso fui donde un dermatólogo y coinciden en varios de los puntos que has tocado, pero el me recomendó que no usará una toalla para el rostro, ya que estás al dejarlas húmedas casi siempre estaban llenas de bacterias, que era mejor usar toallitas tissus (las de papel suave) y secarte el rostro como indicas dejando que el papel absorba el agua.
Un beso y gracias por compartir estos tíos!
Ángela L

María Pía Moreno Vásquez
25 septiembre, 2018 6:07 PM

Angela,

¡Lo máximo que te haya encantado este post! Mi tía se lució con su cutis tan saludable y su buena disposición para cuidárselo.
Yo también usé la crema de noche durante el día porque se me había acabado. Lo que nos hace hacer la flojera…

Y sí, tienes razón sobre la toalla del rostro y sobre todo para las que viven en ciudades tan húmedas como en Lima. Aquí en Río realmente que todo seca rapidísimo y las toallas que he comprado para el rostro son de un material que es rápida absorción.

¡Me ha encantado tu comentario!

María Pía

Me encanto este post miga! Yo tambien usaba una toalla solo para mi rostro y cai, lo voy a volver a implementar!

María Pía Moreno Vásquez
25 septiembre, 2018 6:11 PM

¡MIGA!

Compra tu toalla, es otra cosa! Compré un par que son de un material que se secan más rápido. Una lectora comentó que su dermatólogo le recomendó usar toallas de papel en vez de toallas justamente para que no se queden en húmedas 😉

Alejandra Gonzales Lucana
28 septiembre, 2018 10:51 AM

Hola Pía! Me ha gustado mucho el post! Coincido absolutamente contigo sobre el factor perseverancia en el cuidado de la piel, realmente es clave para empezar a ver una mejora en la salud de nuestra piel, lamentablemente muchas veces por el cansancio, flojera, etc, no logro realizar mi rutina de cuidado como debería ser y, así como mencionaste, me salto pasos, no aplico los productos como debe ser, entre otros. Las recomendaciones que nos das resultan muy motivadoras y sí que voy a ponerlas en práctica 🙂 algo que también me ha gustado mucho en el post es que no debemos tener una obsesión por alcanzar este canon de piel perfecta que nos vende la industria de la belleza; otorgarle un real significado al porqué cuidamos nuestra piel ayudará precisamente a mantenerlo en el tiempo. Muchas gracias Pía! Saludos

María Pía Moreno Vásquez
2 octubre, 2018 6:34 PM

Ale,

¡Me ha encantado tu comentario!
Comienza por realmente tener el objetivo claro del porqué te quieres cuidar la piel. Luego, poco a poco ve implementando buenos hábitos: estar concentrada y disfrutando de ese momento (nada de celular). Luego aplicar mejor los productos y así. Cada gran cambio comienza por pequeños pasitos ?

¡Gracias por estar aquí! Feliz de saber que este post te ha servido.

Mi dermatóloga le sumo a esos puntos usar el agua San Mateo para lavarme el rostro por lo «pesada» que es el agua en Lima y tenerla también en un atomizador para rocerla sobre el rostro (luego secarla con Tissu) cuando sea la hora de renovar el protector (cada 3 horas).

María Pía Moreno Vásquez
2 octubre, 2018 6:31 PM

¿Cómo se siente que el agua de Lima es más pesada, no?

¡Mi mamá siempre me decía lo del agua San Mateo y yo diciéndole que era una exagerada!?
Renovar el protector solar es algo que no hago. Me lo pongo una única vez y ahí quedó. Voy a ir viendo cómo puedo mejorar eso en mi rutina ?

¡Gracias por comentar, Pilar!

Hola Pía, no sabes como me apasiona el tema del cuidado de la piel. Recién cumplí mis 27 primaveras y me he cuidado la piel (hidratante, bloqueador, tónico, crema hidratante de noche y contorno de ojos) desde los 22 años a ejemplo de mi madre. Estoy por incluir un cepillo facial eléctrico a mi rutina ya que como tu dices siento que ofrecerá un nivel mas de limpieza… ya te contaré como me funciona.
Concuerdo mucho con lo que tu dices; yo elijo cuidar mi piel poro amor propio y siempre que puedo insto a mis familiares a empezar a cuidarse de esa forma, especialmente con el uso del bloqueador; tristemente son muy pocas las que toman conciencia de su importancia. Estoy a 9 semanas de mi boda y en este tiempo quiero incluir mascarillas, ¿tú las incluyes en tu rutina? ¿Nos haces un post sobre este tema?
Un fuerte abrazo desde Guatemala.

María Pía Moreno Vásquez
2 octubre, 2018 6:28 PM

¡Lo MÁXIMO que te apasione, Fabiola!

Sobre el cepillo facial, no hay parcha atrás. Una vez que lo comienzas a usar sientes que la limpieza llega a otro nivel. No sé relamente si hay una diferencia o es puro psicológico. Lo que es yo, estoy muy feliz usándolo todas las noches. Me cuentas qué tal te fue 😉

Sobre las mascarillas, la verdad que no soy mucho de usarlas. Con decirte que el hace un par de años me compré una pote de mascarilla orgánica de uva merlot y ni usé la mitad. Sin embargo, ya voy 3 semanas que uso 1 vez por semana. Me parece que como el resultado es a largo plazo, las dejo ir.

¡Un abrazote hasta Guatemala!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *