Mari y Leandro en su sesión de bodas en españaMaricarmen y Leandro – Foto: Different Weddings

Este año he usado bastante la dinámica preguntas y respuestas en los Instagram Stories.

Que, btw, imagino que ya me sigues por ahí, ¿No?

Y una de las preguntas que se repitió más de una vez fue: ¿Cómo así ponerme al servicio de mi esposo?

Déjame ponerte en contexto:

Me parece que comenzó con una pregunta del estilo “Cómo ser una buena esposa.” Y mi respuesta iba por ponerse al servicio del esposo.

Al ratito tenía una cantidad de mensajes preguntándome

– «¿Cómo así ponerme al servicio?

– ¿A qué te refieres?

– ¿Por favor explica más?»

De hecho imaginé que la palabra servicio usada en el contexto del matrimonio llamaría la atención.

 

1. Ponerme a servicio, servir a mi esposo

novios sesion post bodaLydia y Martín – Foto: Jamil Valle

Servir según la RAE es “ser útil o a propósito de un determinado fin.”

Ya antes había usado la palabra servir para referirme a mi trabajo en Velo, a mi compromiso haciendo contenido que te sea útil para la boda, matrimonio y la vida.

¿Por qué ahora que usaba el mismo verbo, pero en el contexto matrimonial, daba qué hablar?

La verdad es que este tema es crucial para que el matrimonio funcione. Y para eso es indispensable usar las palabras correctas.

Como esposa y para asegurar el bienestar de mi matrimonio; mi deber, lo que he prometido voluntariamente y lo que debo hacer todos los días, es ponerme a servicio de mi esposo.

Así como el deber de mi esposo es estar a mi servicio.

Y te digo más: su promesa realmente es dar la vida por su familia.

¿Acaso no decimos que ponemos la felicidad de nuestro cónyuge antes que la nuestra? ¿Qué esa es una de las “claves» para un buen matrimonio y que dure años?

¿ Y eso no tiene a ver con sacrificio? ¿Con pensar primero en el bienestar de mi esposo que en el mío?

¿Eso no es nada más que serle útil?

Claro que sí.

Es decir las cosas por su nombre y menos romantizadas.

Cuando hablamos de un verbo como servir, que significa ser útil para un determinado fin, instantáneamente las acciones para que ese fin suceda se vuelven más concretas.

Desde las más pequeñas hasta las más sacrificantes.

Desde decidir no estar tanto tiempo en el celular para tener la cocina limpia, levantarse más temprano  y preparar el desayuno, hasta sacrificar ir a un evento que quería o adelantar un viaje por acompañar a mi esposo y viceversa.

Servir en lo pequeño y en lo grande. Ser útil en lo pequeño y lo grande.

 

2. “El que no ha venido para servir, no sirve para vivir”

los novios en sesión de fotosMajo y Chris – Foto: Tahuano

Amo esa frase.

Simple y al grano.

Ya seas cristiana o no, esta frase nos cae a todos.

Porque quien no se pone a servicio, quien no pone a servicio de los demás lo que saber hacer bien o quien no quiere aprender a hacer bien algo para ponerlo a servicio de los demás, no sirve.

Falla como ser humano. Falla en su propia esencia.

Las angustias comienzan a crecer cuando sentimos que no estamos aportando algo de valor o cuando nuestro trabajo no es reconocido (aunque esto último no tendría que ser motivo de angustia)

Como seres humanos, queremos, o mejor dicho, necesitamos ser útiles y siéndo útiles es que encontramos nuestro propósito, nuestra misión, nuestra vocación.

Es haciendo, es sirviendo, es sacrificándose que se va avanzando hacia la tan anhelada felicidad la cual recae en nuestra propia esencia de ser humano de servir, de donarse.

La buena noticia es que servir comienza en nuestro entorno más cercano. Todos lo podemos hacer.

Así para cuando llegue el matrimonio, esto es algo más natural de lo que ya es.

Lo paradójico del servicio es que mientras más lo practicas, más te encuentras a ti mismo y más feliz, más llenos te sientes.

Lo dice esa frase que damos por sentada de «Es mejor dar que recibir».

 

3. Es ir contra corriente en este tiempo

Vivimos en la era del auto todo: autoconocimiento, autosatisfacción, individualismo, etc.

¿Será que cerrándose o sirviéndose a sí mismo es cómo se llega a la felicidad?

Lo paradójico de ponerse a servicio de es que mientras uno más sale a poner sus dones y esfuerzo a servicio, más uno se siente realizado.

Lo bello del servicio del esposo hacia la esposa y viceversa es que es cotidiano, no necesita, en la mayoría de los casos, de grandes actos de heroísmo.

Porque en el matrimonio, como en la vida, en lo ordinario está lo extraordinario.

Son el acúmulo de pequeños actos y sacrificios diarios a los que tenemos que estar atentos.

Y lo mejor es que estás sirviendo a quien más amas.

En serio ¿Hay mejor día a día que ese, ¿Que servir a quien más amas?

Con quien has elegido pasar el resto de tu vida, con quien compartes tu intimidad, tu «yo» más puro, tus planes, tus miedos.

¿Porque tendría recelo de servir a la persona que me hace mejor persona?

No tengas miedo y entrégate al servicio de tu esposo.

 

4. Lo más difícil de servir en el matrimonio

Cuando decidas servir, hazlo de corazón abierto y no esperes nada a cambio.

No esperes reconocimiento, mérito o que tu esposo haga algo de la misma envergadura que tú.

He ahí el lado tricky de servir.

No le pongas en cara que hiciste esto o aquello y él no, porque eso no es servir, sino eso es buscar desesperadamente reconocimiento.

Es difícil y ¡Cómo es difícil!

Siendo así, decide cuidar a tu esposo. Decidde servirlo porque es lo que voluntariamente quieres hacer y poco a poco vas a amar hacerlo y lo vas a amar muchísimo más a él.

Decide comenzar hoy mismo y cuéntame de aquí a unos días cómo va su matrimonio 😉

 

Ahora te toca a ti

¿Alguna vez habías pensando en el servir en el matrimonio de esta forma?

¿Qué es lo que más te cuesta al momento de ponerte a servicio de tu esposo?

Déjame tus comentarios abajo y sigamos conversando.

Tu experiencia puede ayudar a algún matrimonio que está pasando por algo similar.

Si te dio qué pensar, te pareció interesante; compártelo con tu entorno.

¡Te mando un abrazo!

María Pía

 

 

Comentarios que se perdieron al republicar este artículo:

1) Arianna

Que post! Es un regalo de Dios recordarnos unas a otras específicamente aquí, el don del servicio, yo soy recién casada llevo dos meses y claro mi objetivo personal como esposa es enriquecer mi matrimonio desde el inicio! Es decir desde ahora, hemos tenido nuestros más y menos, y justo hoy pensaba con un corazón perverso en lo servirle, pero realmente ver cómo Dios me concede la tranquilidad y el hacer las cosas con amor, negándome a mí mismo, gracias a Dios puedo decir que tengo un esposo que si me ayuda muchísimo, pero claro yo siempre quiero más, y las cosas no solo es recibir, es darse más al otro. Y si es verdad Pía es muy díficil, luchar contra la razón que te dice que no lo hagas, que el lo puede hacer, pero en los detalles está el amor hacia el otro, estoy muy feliz con este post! Un regalo de Dios para el matrimonio y para mí como esposa para mejorar día a día con la ayuda de Dios porque se que son su ayuda, no serviría a mi esposo.

Respuesta de Pía a Arianna:

Arianna,

¡Felicitaciones por su matrimonio!!! Que sean muchísimos años de casados ❤️
Es luchar contra el propio egoísmo y vanidad a la que tenemos inclinación natural.

Paciencia para seguir firmes en su compromiso de servirse en el matrimonio. Van a seguir teniendo debates internos. No desanimen nunca. Crezcan juntos y dónense más en la adversidad.

¡Muy feliz que leas este post estando recién casada!

2) Haydeé Josefina Saavedra Rodríguez

Gracias Pia por tu post del dia de hoy, siempre te leo cuando estoy aun en el trabajo, te cuento que me va a pelo tus palabras el día de hoy, puesto que estoy recien casada (un mes para ser exactos) y te agradezco por que desde un inicio quiero lograr llevar bien mi matrimonio, con tus consejos, con Dios sobre todas las cosas, te envio un abrazo.

Respuesta de Pía a Haydeé:

¡Me alegra muchísimo, querida Hydeé!
Qué belleza que estés atenta y con la voluntad de crecer como esposa desde recién casados. ¡Que sean muchísimos años de matrimonio!
Poco a poco quiero ir plasmando lo que a mí me hubiera gustado escuchar desde que estuve de novia y recién casada, ya sea duro, contracorriente o no lo entienda bien.
¡Te mando un abrazo, gracias por tu comentario!

3) Johanna Fernandez

Pía me encanta este tema! Me ayuda a recordar lo bello e importante que es servir a tu esposo aunque a veces de flojera, estés cansada o etc. dar un extra de ti para servir a tu esposo va ser lo mejor que puedes hacer en tu matrimonio. Y aunque lo haces sin esperar nada a cambio en este par de semanas de casada me he dado cuenta que el otro nota lo que haces por él y él también quiere responder y así se convierte en algo mutuo y es mucho más lindo aún. Gracias por tu testimonio y sigue posteando sobre este tema que me viene perfecto en esta etapa! Un abrazo!

Respuesta de Pía a Johanna:

¡Felicitaciones por su matrimonio!!!
2 semanas de casados, ¡Qué belleza!
Servir, salir de si misma, incomodarse; ahí está la felicidad por paradójico que suene. Y así es como un matrimonio se asienta en buenas raíces.
¡Muy feliz que leas este post de recién casada!

4) Katherine

Al casarnos, hace casi 4 años, no había pensado que servir al esposo es entrega pura. Llegue al matrimonio con la idea de que todo debía ser equitativo. Yo hago esto y aquello y tú amor otro tanto. Qué error más grande porqur no hay balanza para el amor. Ha sido mi esposo, que en silencio me ayudó a comprender lo que redactas en el post. Organizaba sus labores profesionales de tal manera que siempre llegaba a casa dispuesto a servir (no es ayuda, es servicio) y contento de llegar a descansar aunque con 2 pequeñas la labor continuaba. Al ver su servicio que no reclamaba ser visto, me llevo a preguntarme y tú haces lo mismo por él sin querer ser vista? Y la respuesta fue no. Entonces decidí empezar por lo que mas me costaba, aprender a cocinar. Para esto tiene que ver mucho la oración, la imagen de María y su sí generoso. Rezando ya haciendo. Así empecé a preguntarle qué quería comer hoy? Poniéndole ganas sólo por saberle feliz. Es poco el tiempo que ha pasado pero la madurez que me ha dado el ponerme a su disposición, no me la ha dado ninguna escuela. Pues, esto no es magia ni romanticismo como lo dices arriba, el amor real y concreto es una lucha diaria de servicio y de entrega, que escandaliza a los demás, porque casi nadie de mi edad quiere casarse, ser madre y dar la vida por el otro. Dar la vida desde las cosas pequeñas(cocinar, poner la mesa, etc.) Para darla como Jesucristo. Sí se puede ser feliz con ello, aunque el mundo entero te diga que no. Me encanto. Me ayudo mucho hoy leerte, que estuve de un lado a otro con la ida al colegio de nuestra primera hija. Bendiciones Maria Pia.

Respuesta de Pía a Katherine:

Querida Katherine,
Muchas gracias por dejar aquí tu testimonio. No sabes cuánto vas a sumarle a las novias y recién casadas que entrarán a ver este artículo.
Y sí, muchas nos hemos creído el cuento que, como en una empresa, los trabajos son divididos de forma equitativa. Que hacer demás, donarse demás; es estar propensa a que te agarren de tonta.
Es negándonos a nosotros mismos cuando crecemos. Es entregándonos en el servicio cuando vamos tocando la felicidad.
Es un verdadero nadar contra corriente.
¡Te mando un abrazo y felicito tu entrega!!!

5) Fiorella

Hermoso tema! Para el matrimonio y para la vida.
Lo increíble es notar como cuando uno más se entrega al servicio el amor se multiplica, el esposo te admira mas y se esfuerza por seguir el ejemplo. El efecto es maravilloso.

Respuesta de Pía a Fiorella:

Así es, querida Fiorella
Es un verdadera cadena de cambios que comienza con servir, con negarse a uno mismo.

6) Karito

¡Servir en lo pequeño y en lo grande!…
No soy casada pero estoy de novia y todo esto me llena el corazón para seguir preparándome para éste sacramento tan bello y tan de servicio que es el Matrimonio. Gracias por compartirnos estas reflexiones. Y como dices todo esto del servicio se debe ir haciendo con los más próximos en mi caso lo practicare aún mas con mi familia para poder estar preparada cuando sea Esposa. Estoy compartiendo este post con mi novio. Bendiciones Pía!.

Respuesta de Pía a Karito:

Karito,
Qué gusto que leas este artículo estando de novia. Cómo me hubiera gustado profundizar más en este tema antes de casarme.
Y de eso mismo se trata: de ponerse al servicio ya mismo, con prontitud y buena actitud en tu entorno más cercano. Servir en lo que tengas ahora mismo a la mano y sin esperar ni siquiera un gracias.
¡Te mando un abrazo, gracias por tu comentario!

7) Ana

Me gusta mucho que hagas las comparaciones entre nuestra vida cotidiana (trabajo, estudios etc etc) con nuestra vida matrimonial, es algo que nos hace pensar mucho, porque muchas veces hacemos sacrificios increibles y servicios en otros niveles de nuestra vida pero poco hacemos cuando se trata en la vida matrimonial. Gracias Pía, estos post lo valoro mucho. Pensando en esto….
» había usado la palabra servir para referirme a mi trabajo en Velo, a mi compromiso haciendo contenido que te sea útil para la boda, matrimonio y la vida.
¿Por qué ahora que usaba el mismo verbo, pero en el contexto matrimonial, daba qué hablar?»

Respuesta de Pía a Ana:

Querida Ana,
Llega a chocar cuando vemos ambas realidades -profesional y matrimonial- frente a frente, ¿No?
Pienso que estamos más atentos a la vida profesional porque vemos beneficios tangibles -pago a fin de mes, un ascenso de puesto, experiencia laboral, reconocimiento- que en la vida matrimonial que nadie nos ve, que es simplemente hacer lo correcto con amor porque es lo correcto de hacer.
Somos vanidosos y egoístas. Esa es la verdad. Lo bueno es que una vez que decides comenzar a servir sin importar que te «agarren de tonta», no hay marcha atrás porque no hay comparación con la alegría de servir, de contribuir de corazón al bien.
¡Gracias por tu comentario, un abrazo!

8) Jill Rosas

Estar al servicio de tu esposo o del prójimo significa darlo todo por el todo sin pedir nada a cambio, es el amor que nace de tu corazón, al igual que tú compromiso y fidelidad, atención y agradecimiento.
Las parejas jóvenes deben de meditar y reflexionar acerca que el matrimonio es una lucha constante de amor y brechas, de perdón y gratitud. Navegar en un ancho mar juntos.
Me parece interesante Pía, que transmitas esos aportes a las futuras candidatas y ya mujeres casadas, para que así puedan reflexionar de lo que significa el amor como esencia.

Respuesta de Pía a Jill:

¡Gracias querida Jill!

9) Claudia

Esperando la verificación de correo no deseado
Muchas gracias Pia por este hermoso post! Es un tema muy importante para todos los esposos y que lamentablemente el día a día nos gana y no nos permite realmente servir a la persona que amamos y sumado a esto las presiones de la sociedad con la autosuficiencia y el egoísmo. Yo llevo casada 3 años, te sigo desde que era novia, todos tus post de novios me ayudaron un montón y que ahora estés tocando temas de matrimonio me encanta! Creo que entre todas podemos ayudarnos mucho en esta hermosa y difícil labor de esposa. Un abrazo grande y nuevamente gracias!

Respuesta de Pía a Claudia:

¡Me encanta que sigas aquí, querida Claudia!
Y que el contenido que hago para mi Velo te siga sumando.
Así es, es difícil porque el mundo nos grita que la dirección es otra. Pero, ¿Qué tal revisar ambos lados de forma justa y equitativa antes de meternos de cabeza a una sola?
¡Te mando un abrazo, gracias por tu comentario!
Y sí, se está armando un grupo muy bonito y fuerte aquí en Velo

10) Brenda

Gracias María Pía por este post, justo este mes cumplo 2 años de casada y te cuento que tengo que trabajar en el «servicio» y me doy cuenta lo vanidosa y egoísta que he sido y siempre uno esperando a cambio algo (a veces era motivo de discusión por que uno hace y el otro no). Será motivo de ponerlo a los pies de Dios
como una renovación hacía mi esposo y que en su silencio (el se entrega a nuestro matrimonio) . Y es verdad María Pía con los comentarios uno se enriquece y aprende bastante.

Respuesta de Pía a Brenda:

Querida Brenda,
Qué gusto me da que este artículo haya llegado a tiempo para que no pierdas más tiempo y te dones al servicio.
Como decía en el post, lo tricky es eso: no esperar NADA a cambio. Ni un gracias. Servir de corazón abierto.
Sí, realmente los comentarios son enriquecedores, aprendo muchísimo aquí con las diferentes circunstancias de cada seguidora que comparte algo.
¡Gracias por el tuyo!

11) Katia Gavidia

Un post, que vale la pena leerlo de principio a fin, muchas bendiciones!

Respuesta de Pía a Katia Gavidia:

¡Gracias querida Katia! 

12) Mari Seminario

Qué bonita explicación y llamada de atención Pía. Gracias!

Respuesta de Pía a Mari Seminario:

Muy feliz que el mensaje esté llegando y desafiándonos a cambiar
¡Gracias por comentar, Mari!
 

13) Ana María

Esperando la verificación de correo no deseado
Me ha encantado tu post María Pía. ¡Gracias! Has plasmado algo que es realmente cierto y que muchas veces no se dice y algunas otras nos ronda en la cabeza y no sabemos como expresarlo. He leído el post y también los comentarios y no sabes la alegría que me da ver que hay personas, que piensan en el servicio, en el darse como un medio para alcanzar la FELICIDAD. Y es que como bien dicen en lo ordinario es donde está lo extraordinario. Es en lo cotidiano de cada día donde podemos servir, como bien dices no es necesario hacer cosas extraordinarias -que seguramente habrá momentos en los que se necesitarán hacer- pero el verdadero heroísmo en el servir está en el día a día. Yo tengo casi 5 años de casada y ahora mismo con un peque de 15 meses; y como todo matrimonio hemos tenido nuestros días buenos, buenísimos y malos también, pero no miento al decir que hacer un esfuerzo -porque como bien dices no es fácil- por ver el matrimonio en su verdadera esencia ayuda mucho aunque cuesta (y como cuesta) y al final es lo que te da paz en el corazón y por ende alegría… Tampoco puedo dejar de reconocer que al ser católica me he apoyado muchísimo en la oración y en ver la imagen de María, de la Sagrada Familia y, aunque cuesta, sí que merece la pena. Es dando, desprendiéndose del yo egoísta para seguir construyendo un nosotros donde aunque parezca paradójico se encuentra la verdadera felicidad.
Te agradezco muchísimo por tu post y te animo a que sigas escribiendo sobre esto porque de verdad no te imaginas el bien que haces a tanta gente. Un abrazo lleno de cariño!

Respuesta de Pía a Ana María:

¡Qué lindo comentario, querida Ana María!
Gracias por compartirlo
Vamos, poco a poco, retomando la belleza del servicio en lo ordinario del día a día, en lo chiquito, en nuestro entorno cercano y en nuestra circunstancia que nos esté tocando vivir.
¡Te mando un abrazo!

14) Sthefany Jimenez

Hola Pía, gracias por este post
Estoy a meses de casarme y cada vez que entro a leer un post tuyo siento que una amiga me está aconsejando y me toca el corazón, hoy mas que nunca me esforzaré en practicar el servir para empezar de la mejor manera esa etapa tan bonita que es el matrimonio, sigue escribiendo post acerca del matrimonio; nos ayudarás a muchas! Un beso y abrazo

Respuesta de Pía a Sthefany Jimenez:

¡Qué belleza que lo sientas así, Sthefany!
Como le decía a una seguidora que también dejó su comentario: estoy diciéndoles lo que a mí misma me hubiera gustado saber antes de casarme y apenas me casé.
Decide comenzar hoy mismo y en tu familia. Tranquila si es que una que otra vez o con más frecuencia de lo que crees caes en el egoísmo, en la vanidad. Lo bueno es que ahora te vas a dar cuenta cómo somos falibles y cómo hay que luchar contra lo fácil.
¡Te mando un abrazo, gracias por tu comentario!

15) María Luisa

Que lindo post!!! Justo ayer tuve una conversación sobre este tema con una señora de la tercera edad (muchos años de casada) y una señorita soltera (aún desconozco su historia). En medio de la conversación, la señorita dijo: «Casarse joven, es divorciarse joven» y la respuesta de la señora fue algo así: «No es así, cuando uno se casa, lo hace con decisión, pensando y sabiendo muy bien lo que es el matrimonio y más aún si es religioso. El matrimonio es DARSE COMPLETAMENTE en los buenos y malos momentos… y momentos malos habrán muchos! pero debes hacer todo por repararlo porque así lo elegiste». Lo de «darse completamente» realmente me llamó la atención al igual que este post … que difícil es servir a tu pareja de tal manera que no nos importe recibir un detalle a cambio… siempre esperamos que nuestro par tenga el mismo comportamiento o piense igual que uno.
Muchas gracias Pía por esta valiosa enseñanza <3 porque una vez más siento que me abres abres los ojos y me enseñas la inmensidad del matrimonio desde un punto espiritual. Cada vez amo más nuestra decisión de casarnos <3

Respuesta de Pía a María Luisa:

Querida María Luisa,
Qué admirable la convicción de la señora al responderle a la señorita.
Ha resumido muy bien lo que es el matrimonio. ¡Qué amor que le tiene a su vocación!
Hace unos días conversaba también con unas amigas sobre en qué momento se ha ido fallando para tomar el matrimonio tan a la ligera. Como la vocación para los que no sienten una vocación. Como un mero paso social.
Mi hipótesis va por el lado de la madurez que está muy ligado a no ponernos al servicio en lo que inmediatamente podemos. A no donarnos como hija, hermana, amiga, en lo que fuera que nos toque.
Y así crecer con una cabeza más egoísta y vanidosa, que la mayoría tenemos y luchamos contra.
Sí, es difícil es servir sin esperar ni un gracias a cambio, ni un solo reconocimiento. Es desafiante al inicio, pero poco a poco vas a ver los cambios en ti y en tu hogar.
¡Te mando un abrazo, muy feliz que estés aquí y hayas leído este artículo!

12 comentarios. Dejar nuevo

Hola pia! Yo no soy casada aún, soy novia pero convivimos ya hace año y medio. Que difícil es donarse, aveces pienso que si tenemos algunas dificultades es Justo x no haber recibido la preparación para el matrimonio. Hace unos días en mi corazón tenía la angustia de no saberle explicar o hacer q mi novio entienda el servir. El ponerse en el lugar del otro. Pensaba con la cabeza caliente y sólo atinaba a querer decirle todo de forma molesta. Vi tu correo en mi bandeja y pensé en mejor reenviárselo, que poco a poco vaya leyendo sobre esto. Lo acabo de leer y solo puedo decir: gracias pia! Porque yo también necesitaba leerlo. Se lo pensaba reenviar así sin más. Pero ahora leyéndolo, creo que con amor le hablaré y le pediré q lo leamos juntos. Que juntos nos pongamos al servicio del otro. Gracias pia de nuevo, muchos matrimonios estarán a salvo!

María Pía Moreno Vásquez
13 diciembre, 2019 6:41 PM

¡Me alegra muchísimo que te haya llegado en el tiempo correcto y te haya ayudado, querida Katherine!

De corazón espero que pronto vivan juntos en matrimonio ❤️

¡Un abrazo!

Natalia Dulanto
13 diciembre, 2019 7:33 PM

Hola María Pía,

Gracias por este post tan maravilloso y lleno de amor y esperanza. No estoy casada aún pero este artículo me sirve mucho para mi vida y para cultivar el amor con mi pareja.

Eres una gran motivadora y muy especial. Espero que nos sigas sorprendiendo con artículos tan increíbles, llenos de amor, desprendimiento y  fé como este.

Te mando un fuerte abrazo.

María Pía Moreno Vásquez
13 diciembre, 2019 7:46 PM

Natalia,

Me encanta que lo hayas leído y te haya hecho reflexionar antes de estar de novia ❤️
¡Gracias por tus palabras! Esto recién comienza 😉

¡Un abrazote!

Pía, ¡Gracias!
A penas llevo un mes de novia, muchas veces en esta etapa pienso solo en la boda y olvidé lo esencial, el sacramento del matrimonio, que es por lo cual decidí decir que sí.
Gracias por tus palabras adecuadas sobre el servicio mutuo que hacemos en esta nueva etapa.

María Pía Moreno Vásquez
16 diciembre, 2019 11:58 AM

Me alegra que hayas leído este artículo estando recién de novia, Yoseline.

Sí, a veces la boda consume más porque demanda detalles tras detalles. Cabe a cada pareja cuidar de su preparación matrimonial, así como lo estás haciendo.

¡Te mando un abrazo!

Paola Eyzaguirre
13 diciembre, 2019 10:46 PM

El matrimonio nos hace fortalecer nuestra fe en Dios y crecer como personas, servir al prójimo es algo que reconforta el alma, que mejor hacerlo con la persona que más amamos y a quien hemos decidido entregarnos en cuerpo y alma. Qué sabias palabras Pía

María Pía Moreno Vásquez
16 diciembre, 2019 11:55 AM

¡Gracias, Paola!

Hola Pía, este post me ha tocado el corazón, me ha conmovido mucho, y te agradezco por ello, no solo reflexioné en lo que estoy haciendo como esposa en mi matrimonio, sino también en lo que estoy haciendo como Blanca, en lo familiar, en lo profesional, en cómo estoy sirviendo a los demás….mil gracias por haber escrito este post, me quedo con esto: «…Porque quien no se pone a servicio, quien no pone a servicio de los demás lo que sabe hacer bien o quien no quiere aprender a hacer bien algo para ponerlo a servicio de los demás, no sirve…» Gracias! y definitivamente, me encantaría leer más post sobre matrimonio, tengo dos meses de casada por religioso pero ya más de un año conviviendo con mi esposo y me gustaría mejorar y fortalecer mi matrimonio, muchas gracias y felicidades por tu bebé!

María Pía Moreno Vásquez
1 febrero, 2020 12:36 PM

Me alegra muchisimo, Blanca!
Si y esa es la idea: ponernos al servicio en todo, en todo lo que tenemos a nuestro alcance primero. Te imaginas lo que seria el mundo si todos nos comprometieramos con esto? O si nos ensenan esto desde Casa?

Gracias por tu comentario!

Muchas gracias Pía, por escribir hermoso artículo… justo entré a mi correo y vi tu artículo de ayer donde recomendaba primero leer este… y Gracias en verdad era lo que necesitaba … recordar el servir sin esperar nada a cambio… y que difícil es en el día a día dejándonos llevar por el egoísmo, la vanidad, y que todo debe ser por igual… Llevo dos años de casada, muy cerca al tercero, en los momentos difíciles, para superar dificultades pequeñas que te pone Dios, las cosas de pueden volver un poco rutinarias, dejándote llevar por el cansancio, del trabajo, la flojera. Gracias a tus palabras puedo recordar la promesa que hice y generar un cambio … poco a poco aunque cueste … Que el Espíritu Santo te siga iluminando para llenar los corazones de todas nosotras tus lectoras.
Gracias por tu tiempo
Muchas bendiciones para tu familia.

María Pía Moreno Vásquez
5 febrero, 2020 1:03 PM

Muy feliz que te haya sumado este artículo!

Te mando un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *