Dale play para escuchar el episodio de hoy:

Seguramente te ha pasado que te visualizas realizando un hito en un tu vida, pero cuando ese momento está por llegar… PÁNICO y entras todos los «peros» que viven en ti comienzan a aflorar:

«No voy a ser capaz» 
– «Nunca va a ser lo mismo, esa fue la mejor etapa de mi vida…»
– «Nunca me voy a acostumbrar»
– «Esto solo me debe pasar a mi»

¿Te das cuenta de los drásticas que son esas frases?

Eso es uno de los buenos efectos colaterales de escribir: cuando escribes ves o absurdas que suenan frases.

Y lo peor, que si las dejas ser, estas comienzan a forjar tu realidad.

Me desvié un poco del punto, pero me pareció importante hacerte notar estas frases porque cuando recibo mensajes de novias que están por mudarse de la casa de sus padres con su esposo, viene acompañado de una que otra de ese tipo.

Y no las juzgo, porque el paso que están por dar es trascendente.

Claro que va a dar frío en la barriga, nervios y algo de ansiedad.

Solo que, siento que para enfrentar ese momento, hace falta reflexionar un poco.

Y es eso lo que he hecho en este Podcast que toma como base un Post que escribí hace un tiempo. Haz click sobre este link para que lo leas.

He tomado mis propias palabras del artículo que ya está publicado, pero he ido más a fondo.

Ese artículo es -para mí- uno de mis favoritos porque es algo que me hubiera gustado escuchar o leer cuando pasé por ese momento.

Vas a ver que después de escuchar este Poscast, te vas a sentir más liviana.

Y si no es exactamente tu situación, como suelo decir: extrapola este tema a la circunstancia que te está tocando vivir ahora mismo.

 

Dale play para escuchar el episodio de hoy:

Ir a descargar

 

Este es el link para que lo escuches en Spotify. ¡Aprovecha y sigue el Podcast de Velo de Vainilla en Spotify!

 

 

 

Ahora te toca a ti

Dime en los comentarios tu experiencia: cómo fue salir de la casa de tus padres o si estás de novia, Habías pensado en esto

¡Te espero en los comentarios para saber de tu experiencia!

Que leer testimonios reales es algo que súper ayuda a quienes pasan por algo similar.

Y qué más bonito que poder ayudar con algo tan gratificante como la experiencia.

¡Te mando un abrazo!

María Pía

6 comentarios. Dejar nuevo

Lo que podría comentar es que, debido a q nos entregaron el departamento 9 meses antes de la boda, mi ahora esposo, sugirió que no podíamos despediciae un departamento en una zona tan bonita de Lima, así q podríamos ir quedándonos los fines de semana o uno q otro día, así fue que iniciamos el amoblado, y quedándonos algunos días, lo que hizo que en esos meses antes de la boda, tengamos una transición que a mi parecer fue perfecta, porque ya el cambio de dejar la casa de mis papás y empezar una vida con mi esposo no fue chocante. Ya luego del matrimonio, todo fluyó mejor, ya teníamos nuestra orden en cuanto a la limpieza, las compras, la lavandería, etc. Ya no había estrés de boda ni estrés de cambios. Estamos disfrutando mucho esta nueva etapa

María Pía Moreno Vásquez
24 mayo, 2019 5:08 PM

¡Me alegra que les haya ido bien, Carla!

Hola Pía!
Para mi ese tema es primordial, porque nadie habla de lo que va a pasar luego de la boda o la luna de miel (si viajas apenas te has casado), nadie te cuenta que para algunas y dependiendo de las circunstancias es un momento muy difícil. En mi caso fue realmente traumático, el primer día mi ya esposo decidió quedarse a dormir en la casa de mi mamá y yo feliz pero al día siguiente ya tenía que mudarme a vivir con él en la casa de su abuela (sólo vive ella y nosotros ahí) se me cayó el mundo y ni yo misma me reconocía, yo soy una persona que no llora con facilidad y las primeras semanas me era imposible parar de llorar cada vez que llegaba la hora de llegar a mi nueva casa, despedirme de mi mamá se me hacía un mundo y mi esposo que los primeros días me consolaba y trataba de hacerme sentir feliz, con el paso de los días ya empezó a desesperarse y no saber que hacer con mi llanto, fue horrible pero cuando esa etapa pasó y mi mente, corazón y cuerpo entendieron que esa era mi nueva vida todo se calmó. Ahora estoy casi segura que si hubiésemos ido a vivir desde un comienzo completamente solos él y yo, creo que me hubiese tranquilizado mucho antes porque creo que sentiría la emoción de decorar y ambientar algo que es nuestro, el no sentir esa nueva casa como mía fue lo que lo hizo más difícil, por eso mi consejo es que hagan todo lo posible por ir a vivir independientemente de la familia de ambos, «el casado casa quiere» es un dicho muy cierto. Ah y otra cosa que me ayudó en gran medida fue hablar, hablar con amigas ya casadas y comprender que no era yo la única esposa «rara» que sentía tanta pena, porque siempre sueles escuchar que los primeros meses son maravillosos y me daba tanta vergüenza que para mi sea tan trágico y pensaba que sólo me pasaba a mi, definitivamente escuchar las experiencias de otras esposas te puede ayudar a pasar por esos primeros días, semanas o meses, lo que te tome acostumbrarte a tu nueva vida de casada.

María Pía Moreno Vásquez
24 mayo, 2019 5:07 PM

Ysabel,

¡Gracias por compartirnos tu experiencia!

Como ves, no eres para nada la única. Muchas son recién casadas que a pesar de ir a su nueva casa, se sienten desoladas.
Concuerdo con el que «casado casa quiere», es lo ideal. Opino que si las circunstancias lo impiden en ese momento, sea eso por un momento e ir con esa mentalidad de paso a mudarse.

Me alegro que te hayas podido sentir reconfortada con este podcast!

Te mando un abrazo!

Angie Sánchez
3 mayo, 2019 1:24 PM

Hola Pía, definitivamente escucharé tu Poscast, hay días que miro mi habitación y sé que la extrañaré. Igual ocurre con mis papis y mi hermano, sé que seré feliz con Luis (mi novio) pero sé que también extrañaré muchísimo esos momentos en familia, como las noche de pizza, los lonchesitos riendo como locos, tan solo de contarte me dan ganas de llorar…así que definitivamente te escucharé. Un beso.

María Pía Moreno Vásquez
24 mayo, 2019 5:04 PM

Angie,

Vas a ver que la adaptación será muy fácil y natural. Y que las visitas a la casa de tus padres va a cobrar un brillo diferente, pero bonito.

Luego me cuentas cómo te fue!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *