Dale play para escuchar el episodio de hoy:

Seguramente te ha pasado que te visualizas realizando un hito en un tu vida, pero cuando ese momento está por llegar… PÁNICO y entras todos los «peros» que viven en ti comienzan a aflorar:

«No voy a ser capaz» 
– «Nunca va a ser lo mismo, esa fue la mejor etapa de mi vida…»
– «Nunca me voy a acostumbrar»
– «Esto solo me debe pasar a mi»

¿Te das cuenta de los drásticas que son esas frases?

Eso es uno de los buenos efectos colaterales de escribir: cuando escribes ves o absurdas que suenan frases.

Y lo peor, que si las dejas ser, estas comienzan a forjar tu realidad.

Me desvié un poco del punto, pero me pareció importante hacerte notar estas frases porque cuando recibo mensajes de novias que están por mudarse de la casa de sus padres con su esposo, viene acompañado de una que otra de ese tipo.

Y no las juzgo, porque el paso que están por dar es trascendente.

Claro que va a dar frío en la barriga, nervios y algo de ansiedad.

Solo que, siento que para enfrentar ese momento, hace falta reflexionar un poco.

Y es eso lo que he hecho en este Podcast que toma como base un Post que escribí hace un tiempo. Haz click sobre este link para que lo leas.

He tomado mis propias palabras del artículo que ya está publicado, pero he ido más a fondo.

Ese artículo es -para mí- uno de mis favoritos porque es algo que me hubiera gustado escuchar o leer cuando pasé por ese momento.

Vas a ver que después de escuchar este Poscast, te vas a sentir más liviana.

Y si no es exactamente tu situación, como suelo decir: extrapola este tema a la circunstancia que te está tocando vivir ahora mismo.

 

Dale play para escuchar el episodio de hoy:

Ir a descargar

 

Este es el link para que lo escuches en Spotify. ¡Aprovecha y sigue el Podcast de Velo de Vainilla en Spotify!

 

 

 

Ahora te toca a ti

Dime en los comentarios tu experiencia: cómo fue salir de la casa de tus padres o si estás de novia, Habías pensado en esto

¡Te espero en los comentarios para saber de tu experiencia!

Que leer testimonios reales es algo que súper ayuda a quienes pasan por algo similar.

Y qué más bonito que poder ayudar con algo tan gratificante como la experiencia.

¡Te mando un abrazo!

María Pía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *